Primer día de Novena en Santa Ana

Ayer, lunes 18 de julio, dio comienzo la novena en honor de Señora Santa Ana con la novedad de que el Sr. Obispo de Huelva, Don José Villaplana, aceptó gustosamente la invitación y no dudó en venir a la Catedral de Triana para presidir la Eucaristía a la que asistieron numerosos feligreses, tras el llamamiento efectuado en los días anteriores por nuestro párroco, D. Eugenio Hernández.

Al inicio de la homilía, el Obispo onubense agradeció la invitación a presidir el primer día de la novena y, manifestando su gran devoción por Santa Ana ya que la parroquia de su pueblo natal (Benimarfull) también lleva el nombre de la madre de la Virgen María, rememoró una antífona que él mismo cantaba cada 26 de julio.

Seguidamente habló sobre tres pensamientos que debemos tener en cuenta en estos días dedicados a Señora Santa Ana. El primero de ellos era “la elección de Dios de los santos como Santa Ana hasta nosotros, también llamados a ser santos. Hemos sido creados por Dios. Es muy distinto estar en este mundo pensando que eso es fruto del azar. Tenemos que sentirnos muy contentos de ser cristianos con esta Santa Abuela”.

En el segundo pensamiento se refirió a la santidad, afirmando que dicho concepto “no es un camino fácil. La elección de Dios no nos dispensa de la cruz. Santa Ana tuvo que pasar la prueba humillante de la infertilidad, muy mal vista en el judaísmo. Santa Ana aparece como modelo de confianza en Dios. Nadie que confía en Dios queda defraudado”. Del mismo modo, hablando metafóricamente dijo que cuando se corta un olivo, siempre quedan raíces que permiten que vuelva a brotar la planta, haciendo el símil al decir que “del pueblo de Israel, salió la Virgen María”. Por otra parte, Don José Villaplana comentaba que “todos pasamos en algún momento por la desesperanza. Hay veces que cuando la Iglesia pasa por dificultad nos puede parecer que somos como un residuo, pero sabemos que nuestra fuerza está en el Señor. Cuando nos sentimos pequeños no nos debemos sentir como un residuo, sino como un resto, un pequeño brote. Dios realiza cosas grandes en nuestra debilidad”.

Por último, monseñor Villaplana quiso centrarse en la imagen de Santa Ana y lo que ella debe despertar en nosotros: “Mirando a Santa Ana debemos sentirnos colaboradores de Dios. Debemos ser imagen de su nieto Jesús, y Santa Ana es un ejemplo de cómo, desde la sencillez, se puede colaborar preparando los caminos del Señor: evangelizando, transmitiendo la fe en nuestras familias, a nuestros vecinos…; cuantas imágenes hemos visto de Santa Ana enseñando las escrituras a María… Incluso cuando pasamos por dificultades debemos mantener la alegría de colaborar con Dios, demos testimonio del Evangelio, testimonio de la alegría” -y finalizó el Obispo diciendo- “Os felicito en este Año Jubilar, sabeos elegidos por Dios, sabed confiar y sabed dar testimonio”.

Tras el acto eucarístico, se impartió una conferencia titulada “Triana en la Edad Media”, a cargo de D. Antonio Collantes de Terán Sánchez, Profesor de Historia Medieval de la Universidad de Sevilla, Académico y secretario de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras.

IMG_2750

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s